Cuando Está Bien Decir “No”

compartir, es bendecir vidas...

Cuando Está Bien Decir “No”

No puedo…la carga es muy pesada para mí. —Números 11:14

En Números 11, Moisés nos da un ejemplo de lo que podemos hacer cuando estamos bajo estrés. Esa sí que era presión, él estaba guiando a los Israelitas a través del desierto en un viaje que debería haber durado once días, pero que termino durando ¡cuarenta años!

La gente estaba deprimida, llorando a causa de su situación. En el versículo 14, Moisés le dice a Dios, «Yo solo no puedo llevar a todas estas personas, la carga es demasiado pesada para mí.»

No está mal decir, «He llegado a mis límites», al igual que Moisés. Es cierto, las escrituras dicen “¡Todo lo puedo en Cristo que me fortalece!” (Fil. 4:13 NVI), pero se refiere a los momentos en que enfrentamos varias pruebas y situaciones que Dios nos ayudará a sobrellevar”

No significa que debemos aceptar muchas responsabilidades que quedemos completamente agotados, como la mujer que está criando a cinco hijos, trabaja tiempo completo, y sirve en el concilio de la iglesia, etc.

A veces, simplemente es demasiado para nosotros… y no está mal reconocerlo. Está bien decirle que «no» a ciertas cosas para poder disfrutar la vida de la manera que Dios la diseñó.

Te tengo una noticia: No necesitamos ser como todos los demás, ni mantenernos al día con los demás. Dios creó a ciertas personas con la capacidad de manejar grandes cantidades de trabajo, pero son pocas las personas creadas de esta manera.

Es necesario ser la persona a la que Dios diseñó para ser, y no es necesario disculparnos por esto. Tenemos que encontrar nuestro equilibrio individual dentro de la responsabilidad que Dios nos ha establecido, para poder disfrutar de nuestras vidas en lugar de enfermarnos con una sobre abundancia de estrés y presión.

Cuando llegues a tus límites, recurre a Dios, como lo hizo Moisés. Él podrá ayudarte a encontrar un estilo de vida más sano y más saludable.

Oración final:

Dios, a veces me es difícil parar y negarme a tomar más responsabilidades. Ayúdame a vivir con el equilibrio de responsabilidad que creaste para mí, y así poder vivir con Tu paz y disfrutar de la vida.

Joyce Meyer Ministries